• Tecnología
  • La promesa de la inteligencia artificial para transformar industrias

La promesa de la inteligencia artificial para transformar industrias

Fecha

Comparte este post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El internet es una tecnología de bajo costo para establecer conexiones y comunicarnos. Y el desarrollo de herramientas como el correo electrónico, el comercio electrónico y las redes sociales ha girado alrededor del papel transformador que tuvo el internet en la economía de la comunicación. Todas esas conexiones de pronto se volvieron posibles y baratas.

La inteligencia artificial es una tecnología de bajo costo para la predicción y el descubrimiento. Explota el nuevo recurso de la era digital —inmensas cantidades de información— para identificar patrones y realizar predicciones. Una gran parte de lo que hace la inteligencia artificial (IA) en la actualidad es justamente predecir de manera automatizada: qué producto recomendar, qué anuncios mostrarte, qué imagen está en esa foto, cuál debería ser el siguiente movimiento del robot.

Este concepto de la inteligencia artificial es el tema principal de un nuevo libro escrito por tres economistas de la Escuela Rotman de Administración en la Universidad de Toronto, Prediction Machines: The Simple Economics of Artificial Intelligence.

Los autores, Ajay Agrawal, Joshua Gans y Avi Goldfarb, arguyen que la toma de decisiones impulsada por la IA está a punto de alterar prácticamente todas las industrias. Para explicar este fenómeno, comienzan con un líder de la inteligencia artificial, Amazon. El gigante minorista en línea mantiene un proceso constante de aprendizaje sobre los hábitos de compra y los gustos de sus clientes y esta información mejora la capacidad predictiva de sus algoritmos.

Los autores sugieren que nos imaginemos un momento en el que la inteligencia artificial de Amazon se volviera tan buena que la empresa diera el siguiente paso: enviarte productos antes de que los pidas. Sabe qué quieres de una forma tan precisa que las devoluciones serían mínimas y Amazon sería aún más eficiente.

También cambiaría la naturaleza de las compras: “De una experiencia de inclusión voluntaria a una de exclusión voluntaria”, comentó Agrawal en una entrevista.

¿Un experimento de pensamiento fantasioso? Tal vez. Pero en 2013, Amazon obtuvo una patente para “envíos anticipatorios”.

No queda claro adónde nos llevará la inteligencia artificial, a qué ritmo y cuál será la trayectoria. Por supuesto que la tecnología está generando preguntas serias sobre su posible impacto en los empleos, la privacidad y la política.

Sin embargo, la IA se hace presente en casi todos los campos, desde la agricultura hasta las artes. He aquí cinco ejemplos:

Medicina

El médico Brendan Frey estudió bajo la tutela de Geoffrey Hinton, científico y pionero del llamado “aprendizaje profundo”, una técnica de IA que ha logrado un progreso extraordinario en años recientes para llevar a cabo tareas como el reconocimiento de imágenes y la traducción de idiomas. Armado con ese entrenamiento, Frey ha realizado investigaciones que combinan el aprendizaje profundo y la biología celular.

Deep Genomics, que Frey ayudó a fundar en 2015, está a la vanguardia de los esfuerzos realizados por grandes compañías, empresas emergentes e investigadores de universidades para transformar la economía del descubrimiento de fármacos. El problema es evidente. Usualmente para que las farmacéuticas puedan llevar un nuevo medicamento al mercado transcurren varios años y se gastan miles de millones de dólares. Una gran parte del dinero y el tiempo se invierte en pruebas clínicas con sujetos humanos.

La IA promete reducir de manera considerable el costo y el tiempo del método tradicional de prueba y error que se utiliza para desarrollar y probar fármacos. Deep Genomics, con sede en Toronto, no solo utiliza esta tecnología para separar el número de compuestos específicos que atacan una enfermedad particular, sino también para predecir el resultado biológico en los humanos. “Las conjeturas se reducen de una manera impresionante”, comentó Frey.

Deep Genomics y su enfoque aún están en una etapa incipiente. Tienen contemplado que haya pruebas clínicas del primero de sus compuestos a principios de 2020.

Agricultura

La agricultura de estilo corporativo ya emplea una serie de herramientas de tecnología de punta, entre ellas el modelado climático sofisticado, los sensores de terreno, el cultivo genético de semillas y los drones. No obstante, no es la única que alimenta al mundo: hay unas 500 millones de granjas pequeñas —de dos hectáreas o menos— que producen la mayoría de la comida de los países en vías de desarrollo.

Continue reading the main storyFoto

PlantVillage, un proyecto de investigación y desarrollo con sede en la Universidad Estatal de Pensilvania, está comenzando a llevar la inteligencia artificial a esas granjas pequeñas. Los científicos de PlantVillage, en colaboración con organizaciones internacionales, con programas de extensión para granjas locales y con ingenieros de Google, están trabajando para diseñar tecnología de IA que puedan usar los agricultores en Tanzania gracias a teléfonos inteligentes de bajo precio. El objetivo inicial es la yuca, un cultivo abundante que puede sobrevivir en sequías y terrenos áridos, pero cuyas cosechas se ven afectadas por las enfermedades de las plantas y las pestes; el rendimiento llega a reducirse en un 40 por ciento o más.

PlantVillage y el Centro Internacional de Agricultura Tropical han desarrollado un asistente sencillo de inteligencia artificial llamado Nuru (luz, traducido del suajili). Si se ondea el teléfono sobre la hoja de una planta, el software diagnostica la enfermedad o la plaga y sugiere tratamientos que no requieren una tecnología sofisticada. Una vez que se descarga, la aplicación no necesita de conexión inalámbrica a datos celulares o potencia de procesamiento remota; es decir, funciona en poblados rurales.

Hay programas en Kenia e India que ya están en marcha. Mientras que en las naciones desarrolladas, mucha gente teme que la inteligencia artificial elimine empleos, “en los países de ingresos bajos que no cuentan con el capital humano en campos, como las ciencias agrícolas, hay una oportunidad de usar la inteligencia artificial para romper el ciclo de pobreza”, señaló David Hughes, entomólogo de la Universidad Estatal de Pensilvania y director de PlantVillage.

Equipo pesado

Se estima que todos los días mil millones de personas en más de sesenta países entran a un elevador o se suben a una escalera eléctrica de la marca KONE. Sus enormes máquinas que levantan gente son un ejemplo representativo de que la modernización con inteligencia artificial está en marcha en negocios que fabrican equipo pesado y le dan mantenimiento.

La multinacional con sede en Finlandia está usando el software Watson de IBM para monitorear el rendimiento de sus máquinas de manera constante. Los sensores de bajo costo, las comunicaciones inalámbricas, la computación en la nube y el software de inteligencia artificial son los ingredientes técnicos que ahora posibilitan el cambio.

El nuevo equipo de KONE se crea con los sensores y los enlaces inalámbricos, mientras que sus modelos más viejos se están modernizando. Todas las máquinas transmiten datos cada segundo con medidas que incluyen la vibración, el nivelado, los frenos, la temperatura, la apertura de puertas y el peso de la carga.

La información se introduce en el software de inteligencia artificial, el cual busca señales que delaten que una máquina necesita mantenimiento o una nueva parte, antes de que falle. “Se pasa de ser reactivo a proactivo y predictivo”, comentó Larry Wash, vicepresidente ejecutivo de KONE.

Hasta el momento, los resultados de los elevadores en los que se ha implementado la nueva tecnología son alentadores. Las descomposturas se redujeron un 25 por ciento y los clientes se quejan un 60 por ciento menos de lo que lo hacen con elevadores que reciben mantenimiento de manera tradicional.

Aseguradoras

Root Insurance, una empresa emergente de Ohio, en Estados Unidos, está usando la inteligencia artificial para poner un precio más preciso al seguro de los autos. Alex Timm, su director ejecutivo, asegura que los buenos conductores pagan más de lo que deberían y subsidian de forma efectiva a los culpables de conducir mal: la tercera parte de los conductores responsables de la mayoría de los accidentes.

Root Insurance le apuesta a que, con tecnología moderna, puede mejorar eso y cobrar menos a los buenos conductores por el seguro de su auto —hasta cien dólares menos al mes— sin que la empresa emergente deje de ser bastante rentable. Desde que lanzó su aplicación de seguros en el otoño de 2016, Root Insurance se ha expandido a veinte estados de Estados Unidos.

Esta empresa utiliza los sensores de un teléfono inteligente para medir la ubicación, la aceleración, los frenos y los giros. La infinidad de datos recabados por los sensores se analiza por medio de un ingenioso software que identifica las señales de comportamiento riesgoso de los conductores: cambiar de carril, conducir muy pegado a otros autos, incluso escribir mensajes de texto (al escribir se generan vibraciones diminutas, pero medibles).

Los clientes potenciales descargan la aplicación de Root Insurance y son monitoreados durante un periodo de prueba de manejo, que suele durar dos o tres semanas. Se aprueba a los conductores que son seguros según el algoritmo.

Arte

En 2015, en YouTube aparecieron unas extrañas imágenes modificadas por computadora de cachorros y de rostros de celebridades. De inmediato se convirtieron en una sensación en el mundo del arte digital: las imágenes alucinógenas no solo eran extraordinarias, sino que también eran obra de Deep Dream de Google, un programa de inteligencia artificial.

Deep Dream utilizó las llamadas “redes neuronales” para digerir millones de imágenes, identificar patrones visuales y después crear algo nuevo; un tipo de predicción estética.

En la actualidad, muchos artistas por computadora utilizan herramientas de inteligencia artificial para crear nuevas imágenes, diseñar experiencias visuales interactivas y examinar la inteligencia de las máquinas. Su trabajo se beneficia de una abundancia de software de inteligencia artificial que se comparte de forma gratuita entre informáticos teóricos y artistas.

Ya ha existido desde hace décadas el arte hecho por computadora; las imágenes creadas de ese modo para efectos especiales visuales o películas de animación son evocadores. Pero eso es más un diseño que es apoyado por la computación; el software es un pincel controlado por artistas humanos. El software de inteligencia artificial es distinto.

“Ahora jugamos con herramientas que son más similares a la percepción e inteligencia humanas”, dijo Golan Levin, profesor de Arte Electrónico de la Universidad Carnegie Mellon.

Conozca las soluciones y servicios que le ayudarán a optimizar y simplificar todos los procesos de su compañía

LOHR, STEVE (2018). The New York Times Español. New York.  Recuperado de https://www.nytimes.com/es/2018/10/22/inteligencia-artificial-industrias/?rref=collection/sectioncollection/nyt-es&action=click&contentCollection=inteligencia-artificial&region=stream&module=stream_unit&version=latest&contentPlacement=4&pgtype=collection

Contenido relacionado

Premios y reconocimientos

  • Exitoso por crecimiento año a año 2010 – SAP / 2011
  • Mejor canal en cumplimiento de pagos 2010 – SAP / 2011
  • Mejor canal por exitosa salida en vivo del proyecto Universidad de los Andes – SAP / 2012
  • Reconocimiento por su contribución con el crecimiento y desarrollo del país – Banco de Occidente – 2015
  • Canal con mejor contribución para segmento General Business SAP – Región Norte / 2015
  • Top General Business Performance VAR Colombia – SAP / 2016
  • Mención de honor – Proyecto ERP Hana S/4 y HCM para la comunidad Franciscana Provincia de la Santa Fé – SAP /2016
  • SAP Qualified Partner Packaged Solution – Xperta Academic Process – SAP / 2017
  • Canal con mejor desempeño en GB – SAP / 2017
  • Reconocimiento al mayor cumplimiento en cuota – SAP / 2019
  • Highest SAP Enterprise Support LAC – SAP / 2019